“ES UN MOMENTO INTERESANTE PARA LA INDUSTRIA”

Simon Lehmann, co-fundador de AJL Consulting LLC

El alojamiento privado ha revolucionado el sector turístico y sigue acaparando la atención de viajeros e inversores. Simon Lehmann es co-fundador de AJL Consulting LLC., una consultora boutique especializada que trabaja con gestores de la propiedad, proveedores de tecnología, startups y otras compañías de este ámbito. Desde su experta perspectiva, este orador habitual de la industria y asesor de la junta directiva en varias asociaciones de alquiler vacacional y el sector de viajes, traza en esta entrevista una perspectiva minuciosa sobre la situación actual y sus antecedentes.

¿Qué piensa sobre cómo ha evolucionado el alojamiento privado en los últimos cinco años?
La evolución del área del alojamiento privado en los últimos años ha sido enormemente fascinante para quienes hemos participado en ella, con todo el ecosistema transformándose y creciendo a un ritmo inmenso. Desde que creé AJL Consulting hace 18 meses, hemos visto una gran demanda e interés en el sector por parte de inversores, hoteles, startups tecnológicas, OTAs, otras marcas de viajes, e incluso Google quiere un trozo del pastel. Es un momento interesante para la industria.

¿Cuáles son los principales retos que afronta el sector hoy día?
Con todo crecimiento hay retos, y hay varios retos específicos a los que la industria del alquiler deberá hacer frente a corto plazo en este momento. Fundamentalmente tenemos un problema con la oferta. Necesitamos acceso
a un mayor inventario y de mejor calidad. En segundo lugar, está la cuestión de la propuesta de valor y de la diferenciación de nuestra oferta respecto de otras opciones de alojamiento. Estamos viendo una convergencia en el mercado –observe la reciente entrada de Marriott International en el alquiler y el surgimiento de nuevas marcas hoteleras- y la industria necesita continuar mejorando nuestra oferta tanto a nivel experiencial para los clientes como en términos de marca.

Hay exigencias muy concretas entonces.
La industria de alquiler vacacional necesita ser capaz de comunicar conjuntamente qué hace único el producto en un mundo en el que se incrementan las expectativas de los clientes y la competencia. El sector profesional necesita asegurarse de que puede comunicar su valor a los propietarios para poder integrar las propiedades disponibles al inventario, y mostrar realmente que la gestión profesional es preferible a
las plataformas. Junto al reto de la convergencia y la propuesta de valor, enfrenta también una creciente presión sobre los márgenes y una mayor competencia. Para un gestor de propiedades se está haciendo cada vez más difícil obtener un margen razonable.

¿Hay muchas diferencias entre el sector en Europa y Norteamérica?
Los alquileres vacacionales tienen una larga tradición en Europa. Casas rurales, las gites francesas, villas, etc. han sido durante mucho tiempo una opción para turistas y viajeros, por lo que también vemos una madurez del mercado aquí. Hay muchas más marcas de gestión de propiedad a nivel empresarial en Europa comparado con Norteamérica y algunas marcas históricas tienen un enfoque más segmentado para las operaciones y el marketing. Pero hay una línea clara entre los operadores urbanos y los vacacionales. En Estados Unidos, tradicionalmente el surgimiento del alquiler vacacional ha venido de la industria inmobiliaria -a diferencia de la que procede de los viajes y el turismo-, lo que ha influido en el enfoque a la gestión en Norteamérica.

¿Qué opina sobre la situación en España?
España es el tercer mayor mercado en Europa y tiene un gran potencial de crecimiento y de marcar la diferencia al ofrecer más hospedaje como servicios. El mercado está altamente fragmentado y todavía opera muy tradicionalmente con una baja adopción tecnológica. España tiene un enorme potencial para hacerse más profesionalizada adoptando la tecnología disponible y probar una gama más amplia de oportunidades de distribución. En el mercado español hay una clara división entre la industria urbana y la vacacional, está haciendo frente a una regulación desafiante pero es claramente un mercado en crecimiento. España tiene muchas oportunidades de elevar su calidad de inventario y servicios, y profesionalizando la oferta que brinda a clientes y anfitriones. El mercado depende del turismo receptivo y, por tanto, tienen que mejorar su oferta de producto y debería enfocarse claramente a la repetición de los clientes y a una menor dependencia de los canales de distribución de terceros.

“España tiene un enorme potencial para hacerse más profesionalizada adoptando la tecnología disponible y probar una gama más amplia de oportunidades de distribución”

¿Cómo puede ayudar la tecnología a los propietarios?
La adopción de la tecnología es vital para avanzar y desarrollar una propuesta de gestión de propiedad de éxito tanto a nivel individual de la empresa como desde el punto de vista más amplio de la industria. Si no estás inherentemente “impulsado por la tecnología”, ¡estás definitivamente estancando! La tecnología apoya a los gestores en todos los niveles y en todos los aspectos del negocio. Operativamente, dentro de la propiedad, tenemos software de automatización, incluyendo acceso sin llave, lo que puede asegurar que el gestor está bien situado para brindar una mejor experiencia al cliente a la vez que cuida los activos de sus propietarios. La tecnología refuerza también otras funciones como la comunicación con el cliente, las relaciones con los propietarios, el revenue management, la distribución y la gestión de la plantilla. Su implantación en el ámbito del alquiler vacacional ha crecido y se ha desarrollado a la vez que el crecimiento de la oferta y la demanda, y todo el ecosistema en un lugar emocionante en el que estar.

¿Piensa que los hoteleros asumirán esta actividad a corto plazo o seguirá habiendo conflicto en el futuro?
Fundamentalmente, las viviendas vacacionales y los hoteles están en el mismo negocio. Con esto quiero decir que nuestro mayor propósito es proporcionar a nuestros clientes el producto de calidad que mejor satisfaga las necesidades y expectativas. Sin embargo, las dos diferencias fundamentales que los hoteleros no entienden –porque no es parte de su oferta- es primero el hecho de que la industria de alquiler vacacional tiene todo un conjunto diferente de clientes. Estos están siendo los dueños de los activos reales. Los hoteles además tienen la ventaja de ser tener una oferta estandarizada. Los alquileres no lo son. Cada propiedad normalmente es muy diferente y, por lo tanto, todo lo relacionado con la gestión y el marketing necesita más reflexión y comprensión.

¿Cuál es la contribución más importante del alojamiento privado a la industria turística?
Desde mi punto de vista, dada la naturaleza del área del alquiler vacacional y el dinamismo que hemos visto en los últimos años, la mayor contribución ha sido el impacto de la disrupción de la acomodación privada en el hospedaje. Todo el mundo, desde inversores a viajeros, examina ahora las opciones de alojamiento de manera muy diferente.