EL MAPA LEGAL DE LAS VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO EN ESPAÑA Y SU IMPACTO REAL EN EL PRECIO DE LA VIVIENDA: DEMAGOGIA VS. MÉTRICA

Por Tolo Gomila, presidente de FEVITUR

Como sector nos encontramos ahora mismo en una situación parecida a la que vivió el sector de la aviación con la llegada de las low cost hace 20 años. Pocos sectores han sido tan vilipendiados, demonizados mediáticamente y se ha vertido más demagogia sobre ellos que el nuestro. Aun así, gracias a la valoración que nos otorgan los usuarios, la percepción sobre las viviendas de uso turístico está cambiando. Aunque, sin duda, el gran reto que tenemos hoy en día es el normativo. El hecho que en España las competencias en Turismo estén transferidas a las CCAA, tiene sus externalidades positivas y negativas, entre las negativas, cada CCAA tiene una definición distinta de lo que es una VUT. Los gobiernos autonómicos, con frecuencia influenciados por la oferta existente y por la demagogia de parte de la nueva clase política, han ido desarrollando el marco turístico regulatorio para su territorio, si bien han delegado, algunas de ellas, en las administraciones locales, bajo el amparo de sus competencias urbanísticas, para que sean quienes acaben determinando las condiciones concretas de aplicación de la normativa turística y, en determinados casos, estableciendo requisitos de imposible cumplimiento para el desarrollo de nuestra actividad. Esta situación ha originado una permanente judicialización donde son los tribunales los encargados de identificar y dejar sin efecto aquellos artículos que vulneran los derechos fundamentales y las libertades públicas recogidas, entre otros cuerpos normativos, en la Directiva 2006/123/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, relativa a los servicios en el mercado.

A FAVOR Y EN CONTRA
Como cualquier actividad, las VUT tienen sus pros y sus contras. Representamos ingresos directos para un parte importante de la sociedad ya que detrás del 95 % de las viviendas de uso turístico hay ciudadanos que tienen como parte de su patrimonio activos inmobiliarios.

“somos un sector consolidado y es muy necesario que el Ministerio disponga de forma directa de una herramienta propia que les permita medir y conocer el número de la oferta de VUT tanto legal como ilegal”

En Barcelona se ha demostrado que las moratorias no han frenado la subida de precios del alquiler.

Aportamos valor añadido al destino en cuanto el 70% de nuestros clientes son familias y eso nos diferencia frente a otros destinos competidores. Ayudamos a la desestacionalización de nuestros destinos costeros en temporada media y baja cuando la oferta hotelera permanece en gran medida cerrada. El 72% del coste de la estancia en VUT va dirigido al sector terciario (comercio, restauración, etc.) y el coste estancia es un 23% superior al resto de las tipologías de alojamiento. Se nos acusa de tener incidencia sobre el mercado de la vivienda y en el precio del alquiler, pero con datos en la mano se demuestra que no es verdad. En Barcelona, el peso de las viviendas de uso turístico sobre el parque residencial es del 2,2%, y se da la casualidad de que durante los años que más creció el precio del alquiler en la ciudad, el número de VUT descendió un 3,26%. Más ejemplos: en Madrid el peso de las VUT frente al parque de viviendas residenciales es del 0,79%, en Valencia del 1,9% y en Palma de Mallorca del 1,2%. En esta última se da el caso, al igual que en Barcelona, que después de haber restringido el desarrollo del sector con medidas moratorias, no solo no han conseguido frenar el aumento de los precios del alquiler si no que este ha subido un 27%, frente a una reducción de la oferta de las VUT del 53%. No hace falta decir nada más.

EL SECTOR NECESITA UN REGISTRO NACIONAL DE VUT
En la senda de la normalización normativa del sector, el estado ha ido realizando modificaciones desde un punto de vista legislativo. La entrada en vigor de la obligación de todos los intermediarios en la cadena de comercialización de las VUT de cumplimentar de forma telemática el modo 179 otorga una transparencia e información fiscal que pocos sectores tienen y nos da un argumento irrefutable de transparencia fiscal. Somos un sector consolidado y es muy necesario que el Ministerio disponga de forma directa de una herramienta propia que les permita medir y conocer el número de la oferta de VUT tanto legal como ilegal. Desde el sector apostamos, en esta línea, por la creación de un Registro Nacional de VUT, que aportaría palancas adicionales de rigor en materias como seguridad nacional, defensa del consumidor y, aún más, rigor fiscal. Es necesaria una armonización que, desde el Estado y sin vulnerar las transferencias que tienen las diferentes CCAA en Turismo, establezca directrices comunes. La solución pasa por hacer una simple definición de lo que es una vivienda de uso turístico desde la LAU, en la que quede clara su clasificación residencial. Sin una clara definición de lo que es una VUT difícilmente se puede regular.